Cuando las Neurociencias superan al humor 3

Hace poco estuve en Barcelona y aproveché la reunión de equipo de Quantumbcn para combinarla con lo que también sería un viaje de placer. Mi dieta, allí, cambió del día a la mañana: en Cataluña ingerí mariscos y crustáceos hasta que me saliesen por las orejas. En Barcelona, además, se consiguen casi todos los cortes de carne vacuna argentina. En Alemania, no, ninguno. Imagínense las cantidades de res que comí en apenas algunos días. De regreso en Berlín tuve que ir al médico porque me dolían las articulaciones. Diagnóstico: ácido úrico elevadísimo.

Nuevamente me acordé de Gustavo – sí, Gustavo López Behar, director de Quantumbcn -, quien una y otra vez me hace notar lo determinante que es el cuerpo como componente objetivo en nuestras vidas. Yo soy sociólogo de profesión y, casi por definición, tiendo a querer restarle importancia al peso y las explicaciones que le dan las Neurociencias al comportamiento humano. Una vez más, sin decírselo, debía darle (cierta) razón a Gustavo: estamos presos en nuestros cuerpos, edades y cambios. Y añoranzas.

Sin haberle comentado nada a Gustavo – era al último que le pensaba contar lo del ácido úrico -, me llega hoy por Whatsapp de él un video de un humorista cordobés que se titula «ACHAQUES DE LA EDAD». (Con esto queda comprobado que Gustavo, además de coach y formador, es cuasi brujo).

– «¡Muy bueno!» – le digo – «Gran introducción para tu tema favorito… las Neurociencias, esas con las que se trabaja en Quantumbcn».
– «Así es» – me responde – «Cerebro, dolor, percepción, cambio… está todo».
– «¿Y si lo publicamos en el blog?» – le propongo sin decirle nada de mi salud – «Se me ocurre que un poco de humor le vendría bien a Quantumbcn».
– «Sí, sí, dale» – me dice – «El título podría ser: el cuerpo humano siempre informa al cerebro de cómo se siente, este decide y actúa».

O su sentido del humor para escojer títulos es de un estilo demasiado sutil y elaborado para mí. O no me entendió lo del humor. Así y todo, adjunto aquí más abajo el videíto de Camilo Nicolás que, como se suele decir allí por tierras ibéricas, «no tiene desperdicio». ¡Qué lo disfruten! ¡Qué lo disfruteis!

Diego Siegelwachs
Diseño web y Webmaster de Quantumbcn