Gestiona desde la Complejidad 3

¿Quieres que tu Organización, Empresa o Institución sea Inteligente y Sostenible?

¿Qué es la complejidad? 

Siempre siguiendo a Edgar Morin (“Introducción al pensamiento Complejo”), decimos que “Complexus” significa: lo que está tejido en conjunto. Por ello se puede decir que la complejidad es un tejido de constituyentes heterogéneos inseparablemente asociados: presenta la paradoja de lo uno y lo múltiple. 

En una Organización, Empresa o Institución, son los eventos, acciones, interacciones, retroacciones, determinaciones y azares que forman el conjunto total de lo que sucede allí.

Este conjunto global tiene los siguientes rasgos: enredado, inextricable, desordenado, ambiguo, incierto. Por ello antes de intervenir, para conocer y analizar qué sucede y qué hacer, los que dirigen desde adentro y los consultores necesitamos: poner orden en dichos fenómenos, rechazando el desorden; descartar lo incierto, : seleccionar los elementos de orden y de certidumbre, quitar ambigüedad, clarificar, distinguir, jerarquizar.

Pero ¡y he aquí la gran paradoja! ante tales operaciones, necesarias para la inteligibilidad, corren el riesgo de producir ceguera si eliminan a los otros caracteres de lo complejo. Y esto sigue produciendo “ceguera” a la hora de liderar y gestionar. 

Así como en el mundo de la física aparece la Física Cuántica, que da por tierra con algunas certezas de la Física Newtoniana o clásica, en el mundo de las organizaciones, empresas e instituciones, es vital entender y actuar teniendo en cuenta el todo complejo. 

¿Cuál es la dificultad? La bruma constante, la incertidumbre y las contradicciones permanentes. 

Proponemos, con Edgar Morin, sustituir al paradigma de disyunción/reducción/unidimensionalización por un paradigma de distinción/conjunción, que permita distinguir sin desarticular, asociar sin identificar o reducir. El principio a usar sería el de “Unitas multiplex”, para evitar la unidad abstracta del Holismo y el reduccionismo.

Veamos un ejemplo concreto de lo que necesitan los líderes, directivos y supervisores:  

Necesitan conocer y actuar (además de sus capacidades técnicas y conocimientos del sector) teniendo en cuenta los aspectos cognitivos (mentales), emocionales y conductuales de sus colaboradores, y a la vez tener una visión sistémica o compleja del aprendizaje, el cambio, los conflictos, el trabajo en equipo, la relación con los proveedores, clientes, y el medioambiente. Necesitan estar permanente entrenados en liderazgo, dirección de equipos, Inteligencia emocional, en Negociación win to win -ya no funciona sólo imponer:  se necesita también conectar, influenciar, convencer, consensuar, alinear personas y empresa a través de valores, objetivos, reglas y beneficios mutuos; se necesita generar compromiso y buena voluntad. El control no alcanza y es muy costoso. Se necesita tener un Visión común, aceptada y compartida, para generar conductas y sinergias. Se necesita elevar la productividad mediante el aprendizaje y acciones eficaces y eficientes. Se necesita aumentar el autoconocimiento y el autoliderazgo para luego liderar mejor. Y el autocontrol emocional para luego gestionar las emociones de los otros. Se necesita gestionar adecuadamente los conflictos y resolver permanentemente los problemas, con metodologías y con creatividad. Se necesita innovar. 

Y por ello, formarse y entrenarse constantemente y aumentar las capacidades de los dirigentes para dar respuesta a la complejidad y cambio constantes, es hoy día -junto con la actualización tecnológica- un reto ineludible. ¿Qué esperas para actuar?

Gustavo López Behar
Coach, Formador-Consultor
Director Académico de Quantumbcn