Una reflexión desde el Alto Rendimiento Inteligente y Sostenible (a través del tiempo)

Messi 3

Lionel Andrés Messi Cuccittini (Rosario, Argentina, 24/6/1987) debutó como jugador de fútbol del primer equipo del Futbol Club Barcelona el día 16 de noviembre de 2003. Tenía 16 años. Y había llegado a Barcelona con 13 años y un problema hormonal que fue tratado con ayuda del club. Ya nunca dejaría de ser jugador del primer equipo. Ya nunca dejaría de ser el mejor de todos.

Permitidme ahora exponer algunos números, objetivos, fríos, concretos y rotundos, para luego volver a las palabras, más subjetivas, pasionales, pero no menos ciertas.

Resumen estadístico: Goles
División Partidos Goles Promedio
Primera División de España 447 416 0.93
Copas Nacionales 90 63 0.7
Copas Internacionales 140 116 0.83
Selección Argentina 129 65 0.51
Subtotal* 806 660 0.82
Selección Argentina Sub 23 5 2 0.4
Selección Argentina Sub 20 18 14 0.78
Categorías Juveniles 283 339 1.2
F. C. Barcelona – amistosos 55 35 0.64
Amistosos a beneficio 14 23 1.64
Total* 1181 1073 0.91

Datos actualizados al 8 de abril de 2019.

Los 1000 goles

El domingo 7 de enero de 2018, Messi alcanzó su gol número mil, con el que anotó en la victoria 3-0 del Barcelona sobre el Levante, por la fecha 18 de la Liga española. ​ El detalle son: 527 goles oficiales y 34 en amistosos con el Barcelona; 61 con la selección de mayores; dos con la sub 23 y 14 con la sub 20. Además de 23 goles en juegos benéficos y de exhibición, más 339 que hizo en torneos que jugó en las divisiones menores del Barcelona y Newells Old Boys. 

Resumen estadístico: Asistencias                                                                                  
División Partidos Asistencias Promedio
Primera División de España 446 161 0.36
Copas Nacionales 90 36 0.4
Copas Internacionales 140 33 0.24
Selección Argentina 129 40 0.31
Total oficiales* 805 270 0.34

Datos actualizados al 23 de febrero de 2019.                                                                                                                           

Records

A continuación, se detallan algunos de los récords logrados por Lionel Messi; para más información dirigirse al Anexo:

  • Guinness World Records por más goles oficiales anotados en un año natural (club y selección nacional): 91 goles (en 69 partidos) (2012) con un total de 79 en su club (59 en Primera División de España, 13 en la Liga de Campeones de la UEFA, 5 en la Copa del Rey, 2 en la Supercopa de España) y 12 en su selección nacional. ​
  • Más goles oficiales anotados en una misma temporada (club y selección nacional): 82 goles (en 69 partidos) (2011-12) ​
  • Más goles oficiales anotados en un mismo año (club): 79 goles (en 60 partidos) (2012) ​
  • Más goles oficiales anotados en una misma temporada (club): 73 goles (en 60 partidos) (2011/12) 50 en la Primera División de España, 14 en la Liga de Campeones de la UEFA, 3 en la Copa del Rey, 3 en la Supercopa de España, 1 en la Supercopa de Europa y 2 en la Copa Mundial de Clubes de la FIFA) ​
  • Único jugador en la historia en lograr en una misma temporada el Balón de Oro, el FIFA World Player, el Trofeo Pichichi y la Bota de Oro (2011/12) ​
  • Máximo ganador del Balón de Oro (récord compartido): 5 veces (2009, 2010, 2011, 2012, 2015). ​
  • Máximo ganador de la Bota de Oro: 5 veces (2010, 2012, 2013, 2017, 2018). 
  • Más veces podio en el Balón de Oro: 11 (2007, 2008, 2009, 2010, 2011, 2012, 2013, 2014, 2015, 2016, 2017). ​
  • Único jugador en conseguir anotar al menos un gol en siete competiciones oficiales en un año natural: 2011 y 2015 (Primera División de España, Copa del Rey, Liga de Campeones de la UEFA, Supercopa de España, Supercopa de Europa, Copa Mundial de Clubes de la FIFA, Eliminatorias Mundial 2014 y Copa América 2015). 

Messi 4

Palmarés y distinciones individuales
Equipo(s) Nacionales Subtotal Continentales Mundiales Subtotal Total
Liga Copa Supercopa C1 C2 M1 M2
pastedGraphic_4.png F. C. Barcelona pastedGraphic_5.png pastedGraphic_5.png pastedGraphic_5.png pastedGraphic_5.png pastedGraphic_5.png pastedGraphic_5.png pastedGraphic_5.png pastedGraphic_5.png pastedGraphic_5.png pastedGraphic_6.png pastedGraphic_6.png pastedGraphic_6.png pastedGraphic_6.png
pastedGraphic_6.png pastedGraphic_6.png
pastedGraphic_7.png pastedGraphic_7.png pastedGraphic_7.png pastedGraphic_7.png
pastedGraphic_7.png pastedGraphic_7.png pastedGraphic_7.pngpastedGraphic_7.png
23 pastedGraphic_8.png pastedGraphic_8.png pastedGraphic_8.png pastedGraphic_8.png pastedGraphic_9.png pastedGraphic_9.png pastedGraphic_9.png pastedGraphic_10.png pastedGraphic_10.png pastedGraphic_10.png 10 33
pastedGraphic_11.png Selección de Argentina No compite a nivel nacional pastedGraphic_12.png pastedGraphic_13.png 2 2
Total 9 6 8 23 4 3 3 2 12 35

Nota: al día de hoy, 23/4/2019, está muy cerca de ganar con el FCB, 3 torneos más: ya es finalista de la Copa del Rey, a punto de coronarse Campeón de la Liga yen semifinales de la Champions league.

Mi opinión

Y ahora un breve análisis que procurará estar basado – lo más posible – en los datos objetivos arriba señalados. Pero antes una confesión-aclaración: ¡Como jugador (amateur) de football, amante del deporte, Psicólogo, Coach, especialista en Neurociencias aplicadas al Alto Rendimiento, y como ser humano sensible a la belleza del talento, la eficacia y la eficiencia sostenibles en el tiempo, manifiesto mi absoluta y completa admiración por este deportista único, irrepetible! Amo a Messi y todo lo que él representa.

Y sostengo: Es el mejor futbolista de todos los tiempos: el más decisivo, el más constante en su alto rendimiento, el que reúne más variedad de capacidades, habilidades y actitudes.

¿Qué sostiene tal afirmación?

Los números arriba mostrados, además de la observación semanal desde hace casi 16 años, de cada partido que juega, ponen en evidencia que, dejando de lado los respetables gustos personales, en Lionel Messi:

  • Su visión de objetivos (capacidad para marcarse objetivos de mejora en su juego individual y de involucrarse en las metas del conjunto de su equipo) es muy alta, consiguiendo mejoras, involucramiento y metas personales y de equipo de modo constante e ininterrumpidamente, semana a semana, mes a mes, año a año (y ya van casi 16 años al más alto nivel).
  • Su gestión del error (capacidad para superar los fallos que comete en el desarrollo de su juego) es siempre efectiva. Nunca se queda lamentando y se desconcentra después de un fallo. 
  • Su autocrítica (capacidad de analizar sus defectos en el juego) es implacable, habiendo demostrado un permanente trabajo para perfeccionar aspectos de su juego menos excelentes, como su habilidad para ejecutar faltas directas o penaltis.
  • Su autoestima (capacidad de valorarse a sí mismo) es enorme, sin llegar nunca a una actitud soberbia o de ego incontrolado. Es inusualmente humilde para un jugador de un talento descomunal y con tanto éxito como él.
  • Su autodisciplina (el nivel de exigencia que es capaz de ejercer sobre sí mismo en su actividad deportiva) es muy alta, al entrenar y al jugar: vive por y para su deporte (y ya fuera del deporte, para su familia) 
  • Su capacidad para competir (grado de competitividad que muestra en los entrenamientos y los partidos) es colosal. Le da igual jugar en un estadio de provincias un partido de liga o una final de Champions League en Wembley: compite fieramente siempre
  • Su adaptación al cambio (capacidad para adecuarse a las nuevas situaciones que puedan surgir en el equipo y que afecten a su juego) va creciendo. Ha ido evolucionando desde ser un delantero goleador y veloz, que arrancaba por la derecha, a un falso 9, que arrancaba desde tres cuartos de cancha, a un organizador del juego y ahora también un asistente, todo en un nivel superlativo.
  • Su pasión (nivel de entusiasmo y el grado en que lo transmite al equipo): ha ido evolucionado. Siempre ha sido un total apasionado de su juego, aunque al comienzo, con un bajo nivel a la hora de transmitir esa pasión de un modo directo a sus compañeros. Ahora, ya capitán del Barça y de la Selección Argentina, transmite de un modo más directo, sin llegara ser ésta su mayor virtud. Contagia, digamos, de un modo indirecto, siendo un líder técnico más que un líder emocional. No habla mucho y eso lo condiciona.
  • Sus acciones evasivas (en qué grado tiende a quejarse, excusarse, justificarse, protestar, etc. en el desarrollo de su actividad deportiva) son casi nulas: rara vez se queja cuando lo golpean, a veces de modo reiterativo; nunca “hace teatro” buscando que le piten una falta inexistente. Si cae al piso es porque le han pegado. Es más, aún recibiendo una falta, procura continuar con la pelota y seguir jugando. Y nunca se ha justificado ante las derrotas. Se hace responsable personal y colectivamente de los fracasos. 
  • Su capacidad de trabajo en equipo (capacidad para ayudar, interactuar y comunicarse con los componentes de su equipo) es alta-con excepción de su nivel de comunicación que ha ido aumentando-. Contribuye a hacer mejores a sus compañeros, logrando metas personales y de equipo por igual.
  • Su talento (capacidades físicas, técnicas y tácticas): a nivel físico, a pesar de medir 1,70 m y pesar unos 70 kg, y partir como niño de una situación de desventaja por tener problemas hormonales de crecimiento, posee una gran resistencia, una fuerza importante, una velocidad alta en sus inicios (ya hoy con 32 años algo mermada) y una flexibilidad muy alta; a nivel táctico: comprende ya todo el juego, pasando a dominar todos los momentos de un partido y con una visión del juego, posicional y en movimiento, sorprendente; a nivel técnico: un absoluto superdotado. Resuelve situaciones complejas, crea, ejecuta y finaliza como pocos en la historia del football. A mejorar: sus lanzamientos de penaltis y los remates de cabeza. 
  • Su visión e inteligencia individual y colectiva (capacidad de verse a sí mismo, a sus compañeros y al rival, en un todo en cada momento del juego) crece y crece sin parar. Muchas veces ve líneas de pase o situaciones del juego que sólo son posibles de ver desde lo alto de un estadio o con un dron. Y no sólo las puede ver, sino que a partir de allí elabora jugadas bellas y efectivas, individual y colectivamente. 
Conclusiones

Y, para terminar: ¡Gracias a la vida por haberme dado la oportunidad de ver a Messi jugar! La belleza y el alto rendimiento, la eficacia y la eficiencia, la persistencia y la creatividad. La lógica y la locura. Lo previsible y lo imprevisible. La razón y la pasión. La genética misteriosa y lo aprendido y entrenado con esfuerzo.

Messi es patrimonio de la humanidad, como Mozart, Dalí, Einstein, Leonardo da Vinci, Mandela, The Beatles, Cervantes, Shakespeare o Borges. Disfrutémoslo segundo a segundo…algún día dejará de jugar y creeremos que lo hemos soñado, imaginado, tan sólo deseado. No creeremos que haya existido de verdad.

Post Data

Quantumbcn tiene un partnership con Switch on Sports, empresa que ha creado un Test de Estado Motivacional, que mide elementos endógenos y exógenos que influyen en la motivación y genera resultados sobre cada factor y el balance entre ambos. Luego se recomiendan acciones para la mejora y el perfeccionamiento de entrenadores/as y jugadores/as de equipos deportivos (federados, que compiten). Dichas acciones son ejecutadas por el equipo de Psicólogos y Coachs de Quantumbcn. Este artículo se ha inspirado en dicho test para analizar algunos factores de alto rendimiento que influyen en los resultados que, en este caso, Messi obtiene de modo constante. ¡Gracias Switch on Sports!