¿Qué ha impedido, a los líderes de los partidos políticos españoles, ponerse de acuerdo y elegir presidente? 3

Como en todo fenómeno complejo -y este lo es- hay posibilidad de realizar diversos análisis en cada uno de los niveles de la cuestión (político, sociológico, jurídico, económico…). Me limitaré a señalar tres aspectos que, a mi juicio, delatan ciertas incapacidades de dichos líderes y de sus equipos, los cuales intervinieron en esta historia de desacuerdo político y humano. Procuraré dejar de lado mis emociones, sentimientos y creencias sobre dichos partidos y sus ideologías, que las tengo, claro. O al menos que me influyan poco. Soy un ciudadano como cualquier otro y estoy tan decepcionado, enfadado y hastiado como tantos otros. A ver si lo logro.

Incapacidad de Visión Sistémica

Analizando los Curriculums Vitae de todos los candidatos (y de sus equipos – quizás debería decir, sobre todo de sus equipos-), se confirma que en todos los casos son personas con formaciones universitarias, jóvenes, políglotas, varios de ellos profesores universitarios y con experiencia nacional e internacional. Están, además, excelentemente informados y manejan con soltura las redes sociales e internet. Tienen múltiples asesores. No parecen tener dificultades de coeficientes intelectuales bajos o de ignorancia. Son quizás, la generación de políticos mejor formada de la historia. Pero: tienen una muy baja o nula capacidad de Inteligencia Sistémica. Estos es: una enorme incapacidad para percibir y actuar en consecuencia, teniendo en cuenta todos los elementos de la constelación en la que se mueven, el conjunto global: la Unión Europea, España, los problemas del calentamiento global, la economía, los parados, la sanidad pública, el hambre, la falta de vivienda, los alquileres, la educación, la formación, los pensionados, las energías limpias, la inseguridad, los problemas políticos severos, los impuestos, la ley electoral, el inminente fallo del Tribunal Supremo sobre los políticos presos del separatismo catalán. En todos los casos, claro, ello afecta a personas de carne y hueso. A su calidad de vida y a sus vidas mismas.

Ellos y ellas (los líderes y sus equipos) tienen sus vistas puestas solo en algunas de las variables del asunto: poder propio y/o de sus partidos y…y…y…y…la verdad que no se me ocurre ninguna más. ¿A ti sí?

Incapacidad de Negociación

Derivada de la anterior incapacidad, esta incapacidad alude a la falta de habilidades para negociar, a la falta aplicación de un sistema efectivo y en parte, a una incapacidad de conectar con el otro. Curiosamente, los mismos partidos ya han negociado y con éxito, a niveles autonómicos o de ciudades, muchos acuerdos entre partidos diversos, donde hay 2, 3 o más partidos gobernando y/o apoyando esos gobiernos. Parece que, en niveles menos complejos, sus capacidades dan la talla (o solo las capacidades de los líderes locales). En el nivel mayor, no. Haber conocido y usado el Sistema de Negociación de Harvard hubiera sido de gran utilidad. El método Harvard de Negociación nos enseña a, primero, establecer y cultivar una relación personal (empatía), respetando a las personas; luego, a definir y entender los intereses de cada uno; después, separar a las personas del problema a resolver (basado en esas diferencias de intereses); y finalmente, a ser duros con el problema y suaves con las relaciones hasta encontrar una solución.

Como hemos visto a lo largo de todos estos meses: los candidatos y sus equipos han sido duros e irrespetuosos con las personas, e ineptos con el problema. Ha habido pocos o nulos encuentros entre los máximos responsables…solo parodias donde veíamos desconfianza, ideas preconcebidas, dogmas y cortoplacismo. En resumen, no han negociado. Solo ha sido un pulso de fuerza y de intento de imposición de unos a otros. Es decir, una lucha de poderes que, paradójicamente, nada ha podido lograr. ¿Falta de método de negociación o falta de Inteligencia Emocional de empatía? Probablemente ambas cosas. Sus egos ya nos resultan, me resultan, intolerables en dirigentes con tan altas responsabilidades.

Incapacidad de Resolución de Problemas

Una capacidad vital cuando se trata de resolver asuntos complejos es la de Resolución de Problemas. Es una serie de técnicas que permiten encontrar soluciones a situaciones en las cuales intervienen muchas variables de difícil encastre. Y claro, hay que aprenderlas y ejecutarlas. Otra vez, en este caso, se constata la incapacidad para resolver problemas de dichos líderes y sus equipos. Y ya sabemos que, si nos duele la cabeza, por ejemplo, nos basta automedicarnos con una aspirina, pero si el dolor persiste y es extremadamente agudo, mejor ir a un médico, ¿verdad? Pues en este caso, parece que ni aspirina ni médico. Nada de nada. El problema parece ser ellos mismos y sus ineptitudes.

Una aclaración: el grado de responsabilidad de cada líder y su equipo, creo, no es el mismo. A mayor poder (votos/tamaño del partido/afiliados), mayor responsabilidad, igual que en cualquier organización, club de barrio o familia.

En resumen, sin estas tres habilidades y capacidades: Visión Sistémica, Negociación y Resolución de Problemas, nuestros queridos y odiados líderes y partidos políticos, siguen retrasando de manera irresponsable y negligente, las soluciones a casi todos los problemas de los ciudadanos de este país. Quizás sería hora de que aprendieran dichas habilidades, se tornaran más capaces y modificaran sus actitudes. O tal vez que renunciarán todos. ¿Tendrán la voluntad y tomarán tal decisión? Pienso que, en las manos de los votantes, de los ciudadanos (y afiliados) está gran parte de la solución. El que no sirve para desempeñar una función, que se vaya, que aprenda y si es posible que vuelva a intentarlo. Ell@s deben a quienes los votan. Están a nuestro servicio. Y no al revés. Ya no tenemos más tiempo, y muchos, ni paciencia.

¿Qué vas a hacer tú para no seguir premiando la ineptitud y la mediocridad de esta gente? ¡Responsabilízate, actúa! Algo cambiará.

Gustavo López Behar
Director de Formación & Coaching
Quantumbcn