Recordamos mejor las caras menos atractivas
.

By Sandra Yñiguez on Flickr (CC BY-NC-ND 2.0)
By Sandra Yñiguez on Flickr (CC BY-NC-ND 2.0)

Consejo de la semana por ANE

Hasta ahora, los científicos siempre han partido de la base de que tenemos la capacidad de acordarnos mejor de rostros atractivos que de los no atractivos, por el simple hecho de que nos gustan más. No obstante, los resultados de un estudio han probado que esto, por lo general, no es así.

El estudio ha sido dirigido por el Dr. Holger Wiese, de la Universidad Friedrich Schiller de Jena (Alemania), y con él se ha podido comprobar que los sujetos podían recordar una cara desfavorecida incluso cuando ésta no contaba con características llamativas.

El Dr. Wiese y su equipo creen que, al observar caras atractivas, la memoria facial se ve interferida por sensaciones emocionales que dificultan el recuerdo posterior. Esta suposición quedó constatada en los resultados del EEG realizado a los individuos durante las pruebas. Un interesante descubrimiento secundario del estudio fue el hecho de que muchos de los sujetos aseguraron reconocer los rostros aun cuando no los habían visto antes.

Holger Wiese extrae la siguiente conclusión: «Parece ser que tendemos a creer que recordaremos un rostro simplemente porque lo encontramos atractivo».

Para saber más: Wiese H et al.: Effects of attractiveness on face memory separated from distinctiveness: Evidence from event-related brain potentials.Neuropsychologia (2014), doi: 10.1016/j.neuropsychologia.2013.12.023 https://www.uni-jena.de

¿Te interesa la Neurociencia e Inteligencia Emocional? Visita nuestra página de entrenamientos basados en Neurociencia.