baby-84686_1280

¿Se puede ganar dinero y a la vez cuidar a las personas y a todo lo que nos rodea?

Empresas, autónomos y organizaciones, creando riqueza sostenible. ¿Será posible? Visión sistémica como solución

Todavía recuerdo la voz de mi madre cuando, al inicio de un tórrido verano en Buenos Aires, nos advertía a mí y a mi hermano: “si se comen hoy toda la sandía, mañana no habrá más”. Claro que nuestros infantiles impulsos nos reclamaban “acabar de devorar” toda la sandía, roja y jugosa, fresca e irresistible, que se nos presentaba ante nuestros ojos. Y alguna vez lo hicimos, hasta que aprendimos que, efectivamente, al otro día ya no había sandía.

Con las relaciones personales y profesionales, con la relación entre empresarios, trabajadores, proveedores y clientes, con el medio ambiente, los vegetales, los animales, el agua y el aire que respiramos, también sucede lo mismo. La visión cortoplacista genera fracaso, inviabilidad, dolor, muerte.

Y no se trata solamente de un buen principio de moral luterano-calvinista que privilegia el ahorro-aunque también- sino de una simple y rotunda necesidad que tenemos todas las personas e instituciones de cuidar a las personas y los recursos disponibles.

En el mundo de los negocios, pequeñas, medianas y grandes empresas, o en las actividades de los trabajadores autónomos, parecería una obviedad proponer esto. Difícilmente alguien se opondría -al menos públicamente- a estas ideas.

Sin embrago, si analizamos las conductas y actitudes concretas de muchos, descubrimos que, en realidad, MUCHOS NO CREEN NI VALORAN EL CUIDADO DE LAS PERSONAS Y LOS RECURSOS QUE NOS RODEAN.

Probablemente, la dificultad más grande no sea una carencia moral -la gente es egoísta o mala- sino una carencia de VISIÓN SISTÉMICA.

El cerebro humano se concentra en la supervivencia, en lo que sucede ahora, enfocándose en lo poco que le permiten percibir los órganos de los sentidos-no mucho- y por ello su visión es como la de los caballos con anteojeras, corta y en una sola dirección.

PENSAR SISTÉMICAMENTE, por ejemplo, en el mundo de los negocios, en las empresas e instituciones, implica hacer un esfuerzo consciente, sistemático y metódico, para que todos los integrantes “vean” que pertenecen a un colectivo donde cada conducta y actitud afecta positiva o negativamente a los otros. Implica fomentar positivamente la cooperación, el trabajo en equipo, la solidaridad, la ayuda, la inteligencia colectiva -además de la individual- los proyectos comunes. Implica, desde el departamento de RRHH, reclutar, formar,  evaluar, recompensar, promover y gestionar el talento, de modo tal que la VISIÓN SISTÉMICA sea parte constitutiva de las personas, sus acciones y actitudes. De modo que, el cuidar a todos los “jugadores” (stackeholders) que intervienen en el mundo de los negocios -proveedores, jefes, colaboradores, clientes, ciudadanos, organismos públicos, incluso el medioambiente -mundo mineral, vegetal y animal- sea promovido desde el minuto uno y hasta el último minuto de nuestra vida profesional y social.

Cuidar a la gente y al medioambiente nos permitirá a las personas que hacemos negocios y a todos los ciudadanos de este planeta, seguir haciendo negocios hoy y mañana, y pasado y…pero sobre todo nos permitirá a los humanos continuar vivos como especie -esto ya no es algo que se da por hecho- y seguir evolucionando de un modo sostenible, inteligente, ético.

Dar lo mejor a nuestr@s trabajadores -dinero y otras recompensas, formación, respeto, ambientes de trabajo donde reinen el aprendizaje, la creatividad y la innovación, gestión que promueva el mérito, el esfuerzo, el talento, la eficacia y la eficiencia, el trabajo bien hecho y la honestidad, la cooperación y el trabajo en equipo- y a la vez pedir a cambio lo mejor de ell@s -su compromiso, máximo rendimiento y excelente desempeño, creatividad, flexibilidad, talento, esfuerzo, concentración, conductas y actitudes adecuadas a cada puesto de trabajo, actitud de equipo, honestidad, visión sistémica-, permitirá hacer negocios de un modo INTELIGENTE, HUMANO, SOSTENIBLE, CON VISIÓN SISTÉMICA

…al final mamá tenía razón (las madres suelen tenerla): “si se comen hoy toda la sandía, mañana no habrá más”.

Gracias Vieja, a vos que lo inspiraste, va dedicado este artículo.

En próximo artículo daré algunas ideas más específicas y concretas sobre pasos a dar para conseguir una Visión Sistémica y Sostenible en las organizaciones de trabajo

Gustavo López Behar

Director de Quantumbcn

Empresario-Psicólogo- Coach

Ciudadano del mundo